CEJA se funda en una resolución de la Asamblea General de la OEA, a través del Plan de Acción de la Segunda Cumbre de las Américas (1998), y a las recomendaciones de las Reuniones de Ministros de Justicia y Procuradores Generales de las Américas (REMJA).